viernes, 18 de marzo de 2011

pobreza



los bolivianos llegaron hace poco. hacen ladrillos y los cobran más barato que todos. dicen que por cada carga ganan miles de dólares. pero desde acá sólo se ve una casa pequeña rodeada de polvo y mugre.


mienten, mienten porque los veo restregarse los ojos, allá al fondo, cuando solos están detrás de todo. mienten porque ya deben estar ciegos. se pasan los ladrillos entre ellos, y los acomodan, tan sólo guiándose por el tacto. mienten, sólo les importa ir acomodando sus dólares uno encima del otro.


la casa es de ladrillo
la mesa es de ladrillo
las sillas son de ladrillo
las camas son de ladrillo


la casa no tiene ventanas. el costo del vidrio era una exageración comparándolo con el del ladrillo.


los bolivianos, somos los bolivianos, juntando ladrillos en silencio, no hay necesidad de hablar.

los bolivianos, somos los bolivianos juntando ladrillos, hacemos pausas, comemos, dormimos, y nos reproducimos.


la jornada se mide por la cantidad de ladrillos que se han acomodado exitosamente.


no hay por qué irse. se ha instalado una nueva empresa familiar.

1 comentario:

  1. Ladrillos… alzan paredes de ilusiones
    revoluciones sin ideales, sin humanismo
    no cambiará el raquítico capitalismo bolivariano!

    ResponderEliminar